miércoles, 23 de agosto de 2017

Golden Organ Antonelli: eléctrico-analógico

Antonelli Golden Organ
Este es uno de los instrumentos más curiosos que han caído en mis manos para restaurar. Un curioso ingenio obra de uno de los constructores de acordeones italianos que en su momento tuvo la idea de adaptar sus instrumentos a las tendencias del momento, donde empezaban a reinar los instrumentos de teclado.

Eso sí, los instrumentos electrónicos de finales de los '70 y principios de los '80 tenían una limitación que éste teclado no tiene: la polifonía. Es más un juguete que un instrumento serio, pero como instrumento de aprendizaje tiene la ventaja de tener una polifonía total. Es decir, ¡puedes hacer sonar todas las teclas simultáneamente! 

Y cómo puede ser? se preguntarán muchos. Bien, con un sistema bastante más analógico que electrónico, con la limitación, eso sí, de tener un solo sonido. Eso sí, el sonido es muy bonito ya que usa lengüetas como una armónica o un acordeón, y a eso es a lo que suena. Vamos a ver su proceso de restauración y al mismo tiempo, cómo está construído.  



Tras retirar la tapa, podemos ver el aspecto que presenta su interior. Mugre acumulada durante décadas, a la derecha un motor eléctrico: mueve un ventilador que tiene debajo e insufla aire en una misteriosa caja que es la responsable del sonido. Esa caja contiene las lengüetas, que sonarán según las teclas que tengamos pulsadas.


Tras retirar la parte que contiene el teclado (lo cual implica que se suelten los muelles de la mayor parte de las teclas), vemos la fila de lengüetas. Hemos utilizado una brocha para retirar la mayor parte de la suciedad acumulada en el aparato.


Aquí vemos en detalle las lengüetas, aunque desde este lado de la caja no podemos acceder a las que no están sonando y que necesitarán seguro una buena limpieza para que lo hagan. Pero llegar hasta ahí será un poco más complicado.

Motor
En esta otra imagen observamos el motor que mueve el ventilador. Tiene asociado un transformador que también alimenta la bombilla que indica la operación del aparato. Esa es toda la "electrónica" del aparato, no hay más.


Desmontando la parte del motor/ventilador, vemos debajo el mecanismo (dentro está el ventilador) que insufla aire a la caja de las lengüetas. A la izquierda se advierte el método para cerrar la caja de las lengüetas y su unión con el ventilador: cinta adhesiva transparente. Esto evita que salga el aire por donde no debe.


La caja del ventilador sí está unida con pegamento, así que para acceder al mismo usaremos este sistema: cuchilla y paciencia... y mucho cuidado!


Por fin accedemos al ventilador. Aunque no está demasiado sucio, pero aprovecharemos para engrasar el eje y limpiar la poca suciedad que tiene. Está claro que este instrumento no ha sido tocado mucho desde que se fabricó.


Ahora, para volver a pegar la caja, deberemos eliminar muy bien los restos de cola, para lograr así una unión perfecta sin que se escape el aire por las juntas...


Colocamos la cola/pegamento especial para plásticos duros con cierta abundancia para no dejar huecos y utilizamos sargentos y pinzas para unir bien las piezas. Mientras seca, le prestamos atención al teclado. Antes de eso, veamos el curioso sistema de este instrumento para controlar el volumen:


Lo que parece un potenciómetro es un elemento mecánico. En la imagen superior, el volumen está al mínimo (el instrumento suena en todo caso) porque ese agujero en la caja de las lengüetas está abierto al máximo, dejando escapar cierta cantidad de aire. En la imagen inferior, con el volumen al máximo, el agujero está completamente cerrado y así todo el aire del ventilador sólo puede escapar por las propias lengüetas, lo que hace que el volumen aumente bastante. Curioso, verdad que sí?


La imagen superior muestra las lengüetas por su parte inferior, que es donde son accesibles y se puede solucionar cualquier problema con su sonido, que suele tener que ver con posible suciedad. La única manera de acceder ahí es desmontándolo todo excepto el ventilador, y para que sea posible el mantenimiento la caja ha de estar cerrada con algo que no sea pegamento.


En este caso he optado por sustituir la cinta plástica por esparadrapo, que es más fácil de retirar, y asegura un buen estancamiento de la caja.


Respecto a las teclas, no hay mucho misterio. Están sujetas por un muelle aproximadamente en su centro que las mantiene levantadas y por el otro extremo la pieza larga mantiene los agujeros de las lengüetas completamente cerrados hasta que las pulsas. Procedemos a limpiarlas bien para que la suciedad no impida su buen funcionamiento.


La pieza que alberga y mantiene las teclas en su sitio, como suele pasar, está completamente llena de porquería. Por suerte, nada que no arregle la brocha y algún producto de limpieza. Los fieltros están en buen estado.



La mayor faena que tiene este instrumento es que, si retiras el teclado, se caen varias teclas, y volver a colocarlas implica empezar desde el principio para colocarlas todas una por una. Esto ocurre cada vez que te ves obligado a hacerlo, por tanto, mucho cuidado...


Aprovechamos para engrasar cuidadosamente las partes en movimiento de las teclas. Esto aumenta la duración de las piezas, las hace más inmunes a posibles roturas y contribuye a silenciar ruidos no deseados. Una vez listo el mantenimiento procedemos a la inversa y montamos el teclado dejándolo con un aspecto bastante similar al que tuvo 30 o 40 años atrás:

 
Y como bonus, este pequeño vídeo que grabé con él en el que podremos apreciar algo su curioso sonido (disculpas por mi improvisada interpretación).


Esto es todo por ahora. Espero que os haya gustado, cualquier cosa podéis comentar libremente (que no muerdo, hombre!) y trataré de ofreceros respuestas. Hasta pronto!
 

sábado, 20 de mayo de 2017

LocoBox DS-01 > ProCo Rat

Qué hacer con un viejo pedal abandonado por ahí? Cómo devolverlo a la vida? No funciona. Empecé por tratar de restaurarlo y dejarlo como era, pero al tratarse de un modelo relativamente extraño, sin esquemas electrónicos, y aunque traté de ponerme en contacto con las personas que tenían uno igual a la venta, no obtuve respuesta alguna. Mi pedal en cuestión es un LocoBox (fabricado/etiquetado por varias firmas) Distortion DS-01:
LocoBox Distortion DS-01
 Aunque por fuera tiene relativamente buen aspecto, si observamos su interior:


...veremos que es un completo caos, motivado por mí mismo hace muchos años, cuando extraje parte de sus componentes con el propósito de construir algo que no recuerdo.

A partir de ahí, teniendo en cuenta que no recuerdo lo que pasó, ni cuáles fueron los componentes extraídos, decidí construir un nuevo circuito para el pedal. Me documenté extensamente sobre los diferentes circuitos de distorsión que existen y eso me condujo al descubrimiento del software Proteus, diseñador de circuitos electrónicos mediante un simulador incorporado. Eso me permitió crear un circuito de distorsión que implicaba el uso de tres potenciómetros (Ganancia, Volumen y Tono) y por el camino aprendí además mucho sobre el tema. Mi circuito, en Proteus, tenía el siguiente aspecto:
 
Mi circuito de Distorsión con tres potenciómetros en Proteus
Aunque Proteus permite efectuar casi cualquier tipo de circuito, es muy sensible a la hora de efectuar la simulación en tiempo real. Es muy posible que alguno de los componentes no sea el adecuado. Por otra parte, el uso de un único transistor no es precisamente garantía de un buen sonido, el mayor problema a la hora de diseñar circuitos de audio. Una cosa es la teoría y otra el resultado. El tipo de componentes es crucial para que la cosa tenga chicha, aunque el circuito funcione, lo más lógico es que esto suene horrible. Por lo tanto, ahí se acababa la cosa.


El siguiente paso para este proyecto fué buscar algún tipo de DIY que proporcionase un circuito sencillo, económico y eficaz. No buscaba un kit completo sino sólo el circuito y sus componentes para alojarlos en la carcasa de mi pedal y así aprovechar al máximo los componentes. Por suerte, tras mi búsqueda hallé una web con exactamente lo que estaba buscando, los italianos de OP Electronics (http://www.op-electronics.com/en/):  

Op Electronics.com

Tienen un amplio surtido de circuitos y componentes en kit, con la gran ventaja de que puedes escoger o no incluir la caja, y además si te la envían mecanizada o no. Esto hace que el precio del kit suba, pero en mi caso no fué necesaria lo que abarató bastante el producto. En todo caso decir que los gastos de envío no son nada baratos, a pesar de la distancia. 

Buscando los kits de circuitos de distorsión dí con uno ideal para mí. Incluye todos los componentes necesarios y las instrucciones para su montaje: económico y de gran resultado y sonido. El clon del mítico ProCo Rat, un pedal muy versátil y que permite grandes sonidos, desde Overdrive hasta una saturación extrema, distorsión cremosa y sencillez de uso:

ProCo RAT en sus primeras versiones compactas
Este pedal (y su firma comercial) tiene una extensa historia que podemos visualizar aquí: http://webpages.charter.net/daosmun/ 

Utilizado por grandes artistas como Jeff Beck, Dave Glimour, Kurt Cobain, James Hetfield etc. Podemos consultar la lista completa y más info aquí: https://en.wikipedia.org/wiki/Pro_Co_RAT

Por otro lado este circuito se presta a innumerables modificaciones para incorporar más sonidos. Una de las más habituales es la que lo convierte en Turbo Rat, como bien advierten en el propio kit de Op Electronics:


Mientras llega el kit, podemos adelantar tiempo e ir preparando la caja: la vaciaremos de todos sus componentes actuales para adecuarla a los incluídos en el kit. La cosa empieza a tener mejor aspecto :


Una vez llega el envío y tenemos el kit en nuestro poder (en mi caso 16 días desde la fecha del pedido), empezamos en serio con el Proyecto. Este es el aspecto del paquete:


En un sobre grande y bastante bien protegido. En su interior nos encontramos lo siguiente:


Ahí vemos, a la izquierda, las resistencias y su lista para diferenciarlas, en el centro, en bolsitas el resto de componentes electrónicos, debajo las tuercas y arandelas, a la derecha la lista con el resto de componentes y debajo los componentes más grandes, entre ellos la placa PCB:


Una vez hemos revisado que no falta nada, preparamos la mesa de trabajo con las herramientas que usaremos, principalmente estaño y soldador, y el soporte con lupa que nos ayudará mucho con el montaje. Empezaremos, como es habitual en electrónica, por montar las resistencias en la placa. Para esto nos ayudará la lista donde se encuentran y la información sobre el kit (datasheet) que se haya en la web del mismo. En la siguiente imagen, las resistencias posicionadas en la placa a la espera de proceder con su soldadura:


En esta otra imagen vemos la placa por el otro lado con las resistencias ya soldadas:


Como vemos, la lupa es extremadamente útil, ya que el tamaño de la placa así como de sus componentes es bastante pequeño, y hacer esas soldaduras requiere cierta práctica. Lo siguiente que montaremos en la placa serán los diodos (atención a la polaridad), el transistor y el zócalo para el circuito integrado ó IC. La siguiente imagen muestra esos componentes ya montados:

Actualización importante: tras el montaje final el LED no funcionaba correctamente. Tras ponerme en contacto con el servicio técnico de OP, me asesoraron muy amablemente y pude dar con el error, de principiante, cometido por mí. durante el montaje extraje dos resistencias a la vez (R11 y RLED) y las monté en la placa al revés (cada una en el espacio de la otra), como se puede ver en todas las imágenes. Una vez colocadas en su lugar y conectando el led a una de las patillas del switch, todo funciona bien. Conclusión: es mejor montar los componentes uno a uno... 


A continuación, montaremos los condensadores no polarizados, es decir los de poliester y cerámicos:


La idea, que se suele seguir, es montar los componentes por grupos, empezando por los más pequeños y que están más cerca de la superficie de la placa (suelen ser los transistores), para ir "creciendo". Esto facilita el montaje. Bien, en la siguiente imagen los últimos componentes ya montados (Condensadores electrolíticos, polarizados):


Con esto damos por finalizado el montaje de los componentes electrónicos. Ahora pasaremos a otras fases, para empezar, la mecanización de la caja para albergar los nuevos componentes:

Para ubicar en su lugar (aprovechando los antiguos agujeros) tanto la nueva toma de 9V dc. como el nuevo switch, necesitamos en este caso utilizar una lima de metales redonda. Por suerte, aunque grueso, el aluminio es un metal relativamente blando y fácil de trabajar. El proceso completo no nos llevó más de 15 min. Es importante ir haciendo comprobaciones para no hacer demasiado grandes los agujeros!


Por desgracia, los jacks hembra suministrados con el kit son demasiado grandes para nuestra caja, así que reciclaremos los que ya tenía, que funcionan perfectamente. En la imagen, la comprobación de los elementos colocados ya en sus nuevos agujeros y los antiguos jacks en los suyos:


La siguiente fase es la del cableado, que comenzará conectando los potenciómetros con la placa y seguirá con el resto de elementos hasta completarse. Hay que ir con cuidado en esta fase. Necesitaremos el diagrama del montaje (mejor dicho posibles montajes) que se halla igualmente en la web del kit.

En la siguiente imagen vemos el inicio del proceso del cableado de los potenciómetros. Hay que utilizar unas medidas de los cables ni demasiado cortas ni demasiado largas, pero siempre es mejor que sobre un poco que quedarnos cortos. Esto facilitará después el montaje. Es muy conveniente estañar las puntas y tampoco está de más comprobar la continuidad de los cables con un "Tester" antes de montarlos:


Como vemos, soldamos los tres cables, a poder ser de colores diferentes y a continuación cada uno de los potenciómetros. El resultado final viene a ser algo así:


Ya estamos listos para ubicar estos componentes en la caja. El resto de conexiones las haremos con los potenciómetros y la placa colocados en su interior (aunque no fijados del todo por si acaso... colocaremos también los soportes de la placa: son unos plásticos con un adhesivo extremadamente fuerte que es muy difícil despegar. Usaremos la propia placa para posicionarlos:


A partir de ahí seguiremos escrupulosamente las instrucciones para efectuar el cableado correctamente, ya que un error, por pequeño que sea, impedirá el funcionamiento parcial o totalmente de nuestro aparato. En la siguiente imagen vemos el aspecto que va adquiriendo el montaje final:


Aunque a privera vista parece un tanto caótico, no hay ningún problema. Cuando esté todo el cableado listo, procederemos a la fase de prueba y, si todo es correcto, desplazaremos la placa hasta su sitio definitivo, donde no puede hacer contacto con ningún elemento ni con las paredes de la caja ni con su tapa. Si lo hiciera, se produciría un cortocircuito, lo cual no sería nada bueno!!!

Hasta aquí hemos llegado. Al fin, el aspecto que presenta nuestro nuevo "viejo" pedal resumido en una imagen:



...que vale más que mil palabras, y ya me he extendido demasiado! Espero que estas líneas sean de utilidad para alguien que desea introducirse en el mundillo. Hasta la próxima y muchas gracias por leerme!!

lunes, 8 de mayo de 2017

Reparando mástil de Ukelele

A veces pasan estas cosas. Una caída tonta, por ejemplo la de un borracho tras un concierto, puede conducir a un desastre así. Cuando ocurre se nos pasan por la cabeza toda clase de conjuros y maldiciones contra el responsable, pero después echamos mano de nuestra experiencia para resolver el entuerto y traer de nuevo a la vida al pobre instrumento, que no tiene la culpa de nada. Tranquilos. Respiren. Con paciencia y tacto lo resolveremos. El mástil está partido/quebrado por dos lugares, lo que dificulta bastante el trabajo. En la parte superior y también aproximadamente por la mitad:

El resultado de una estúpida borrachera
 
Mástil partido en dos

 
Vista lateral. Lo que nunca deberíamos ver

Vamos allá. Lo primero será mantener la calma. Preparar nuestro lugar de trabajo y reunir una serie de herramientas. No son muchas pero hay que escogerlas bien. Para empezar, nos hemos hecho con el pegamento adecuado para esta clase de reparaciones: la cola Titebond, de tipo Original. Un pegamento extrafuerte Made in USA que no es barato pero sí muy eficaz. En mi caso conseguido a través de la tienda Comercial Pazos de Madrid (https://www.comercialpazos.com/). Son grandes especialistas en herramientas para tratar la madera y todos sus derivados, y se puede comprar por internet.

Preparando el entorno de trabajo
Tras retirar los restos de las cuerdas, estamos listos para empezar. Tenemos unos sargentos, rollo de cinta de papel adhesivo, un tapón con un poco de agua con el que mezclaremos la cola, pincel, martillo de nylon, cartón, maderitas planas y algo para hacer de cuña, por ejemplo un destornillador pequeño de punta plana. Usaremos también una jeringuilla para inyectar la cola mezclada con agua.

Preparamos el mástil con cinta de papel para protegerlo en los lugares donde colocaremos los sargentos:

Cinta de papel colocada
Preparamos a continuación la mezcla de la cola con agua. Esta mezcla la usaremos al principio para que penetre bien por las juntas, después usaremos la cola tal como viene del bote:

Mezclaremos bien con el pincel
Bien. Vamos con la parte superior. Utilizamos el destornillador plano pequeño como cuña para abrir las heridas con el objeto de que la cola, por gravedad, penetre profundamente:




Acto seguido, con la jeringuilla, introducimos la cola generosamente. Primero bien  mezclada con agua y después tal como viene en el frasco. No hay problema con que rebase un poco, al contrario, es más eficaz así:


Ahora colocamos los sargentos. Para evitar dañar el mástil nos hemos "fabricado" con cartón grueso y unas maderitas planas unas protecciones suficientemente fiables. Apretaremos un poco los sargentos pero sin pasarnos:


Ya que, a continuación, tras proteger la parte superior de la pala con otras "protecciones" de cartón, usaremos el martillo de nylon para golpear (muy) suavemente en la dirección adecuada con el objeto de cerrar esta herida:

Es necesario mucho tacto al golpear aquí
Ahora vamos con la rotura inferior. Como antes, usaremos primero la cola rebajada con agua (en una proporción del 50% aproximadamente), inyectando bien con la jeringuilla:


Posicionamos las protecciones y los sargentos, apretamos un poco y martilleamos otra vez. Tras comprobar que está todo como tiene que estar, apretamos al máximo los sargentos y colocamos el instrumento en un lugar seguro mientras se seca el pegamento.:



Llegados a este punto, una vez bien seco (mejor 48 horas que 24), retiramos los sargentos y las protecciones de papel. Quitamos los restos de cola con un paño húmedo y empleamos la lija, empezando con una de grano medio:


Tras la cual, utilizaremos una lija de grano muy fino (yo usé una del 1000). Esto igualará las posibles diferencias y, aunque queden algunos restos visibles del desastre, no hay que preocuparse: la unión mediante esta cola es más fuerte que la propia madera.


Una vez puestas las cuerdas, este es el resultado final:



Así, con un mínimo de herramientas, mucha paciencia y delicado trabajo manual, hemos recuperado un instrumento que de otro modo parecía condenado al desguace y la basura. Consejo: vigilad muy de cerca a los borrachos, que no se acerquen a los instrumentos!